Minería

Los procesos de extracción de un mineral que se realizan en una planta dependen del mineral que se desee obtener, por lo que pueden diferir de una planta a otra. Sin embargo, en la mayoría de los procesos de extracción mineral se debe reducir el tamaño de un sólido a tamaños menores a través de equipos de machaqueo y molienda.

Generalmente, durante esta etapa del proceso, se incluyen operaciones de clasificación por tamaños, para obtener un material con las dimensiones adecuadas y para el manejo y posterior procesamiento en siguientes etapas. Uno de los equipos usados para realizar el clasificado son las cribas también llamadas zarandas o harneros.

Es común también el uso de agua para el lavado de minerales, generando lodos que deben ser concentrados para su posterior tratamiento. Esto se puede lograr a través de espesadores de lodos o clarificadores de agua, que aparte de concentrar los lodos, permiten la recuperación de agua para reinyectarla al proceso productivo.

Otros equipos que son usados en los distintos procesos de extracción y concentración de minerales son las mesas de separación densimétrica en vía seca, con las cuales es posible separar dos materiales similares en tamaño, pero con diferentes densidades.